Estarás en mí

Estarás en mí, aunque no quieras,

contra tu voluntad, en mi memoria,

recuerdo vivo, presente, dinámico y dulce,

que revive mi ser, lo mata, envenena,

le da vueltas y alegrías,

y con tu boca y la mía

pintamos besos virtuales.

 

Virtuales pero no ausentes,

compartían nuestras almas,

momentos mágicos, dulces,

aunque lejos, siempre eternos y vigentes,

dos corazones lejanos que por momentos sueñan unirse,

 

Sentimiento nunca muerto en la memoria,

que ni la distancia pudo aniquilar,

latido puro y sincero que se siente,

profundamente y eterno en el silencio.

 

Silencio que duele, silencio que callo,

silencio que muere, al romper el hielo,

al decir al viento un sentimiento palpable.

 

Dos corazones amantes,

que con pudor se demuestran,

un sentimiento profundo,

que han guardado mucho tiempo,

 

Dentro de un corazón mariposa,

que ha volado muchos cielos,

para encontrar un amor en el cual quedarse,

posarse, alimentarse y esparcirlo con sus alas,

alas que han de tatuar en el viento un sentimiento eterno,

que no se desvanece en el silencio.

 

Silencio que el amor ha de romper,

si algún día dos almas llegan a feliz destino,

oportunidad lejana mas no imposible,

que ha de suceder un dia,

lejana o no en esta vida,

a dos almas que se aman,

en hermético secreto,

que han de hallar en esta vida,

su destino verdadero.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.