Indomables

Es lo puro y dulce del sentimiento,
que mana de lo más hondo del ser,
es la esencia, es el placer,
de sentirnos uno en amor, juntos,

Es la confianza plena,
que delatan las miradas,
en un amor que no mata,
ni envenena los sentidos,

Es sentirnos en un nido,
de ternura que embelesa,
nuestras almas, que nos besa,
y embriaga nuestros latidos,

Es sentirnos cobijados,
en ternura, enamorados,
pensamientos endulzados,
sin malicia, condenados,

a profesarnos amor,
en un jardín que regamos,
con la miel de nuestros besos,
con ternura que confesos,
vamos derramando al fin,

Lejos del invierno ruin,
alejando aquello vil,
caminando de la mano,
vamos los dos confirmando,

Que en amor todo se puede,
el sentimiento es tan fuerte,
que el invierno no nos hiere,
y el tiempo no nos separa,

Pues la llama nunca se apaga,
de un amor que nace al fuego,
del ardor de las miradas,
de dos indomables almas,
que con demencia se aman.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.