La Lujuria de Tus Ojos

Bajo la luz de la luna,
bajo sábanas de arena,
en un abrazo sumergidos,
profesándonos amor,
despojados del dolor,
y sumidos los dos en tierno beso.

Revolcarme en la lujuria de tu vientre,
y morirme en la dulzura de tus ojos,
que brillan en mi alma tiernamente,
para estar eternamente enamorados,

Navegar en tu espalda,
muriendo ahogado en la pasión,
del sabor de tus besos dulce miel,
para quemarnos los dos en el ardor,
de nuestros cuerpos eternos en un lago,
de fuego eterno que consuma nuestros cuerpos,
asfixiandonos nuestra pasión,
y en un suspiro morir de amor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.