Martirio

Cuando mis días se vuelven más largos,
porque tu ausencia no deja de vibrar,
en mi conciencia,
días interminables sin letargo,
no cierro los ojos para no soñar,

Por no imaginarte en mis pensamientos,
cuando al cerrar mis pupilas,
viaje hasta ti sólo en mi mente,
sin saber si es un sueño o realidad,
hasta despertar perdido,
sin el calor de tus besos,

Días que no acaban,
sintiendo que necesito,
tu mano en mi mano,
tus labios en los míos,

Martirio de no tenerte,
martirio de no besarte,
martirio, estar sin sentir
el roce de nuestra piel

y así martirizando mi existencia vivo,
con el sentir de la falta de tu ser,
el palpitar de un corazón ,
que le hace falta tu latir,

Son existencias que se pierden entre horas,
no sé si estoy o vivo muriendo sin ti,
es vida que se extravía en mi cabeza,
sin saber si extraño tus besos,
o te robaste mis labios,

En nuestras venas,
corre la sangre de un amor puro,
que no lo destruye el tiempo,
y no se enfría en invierno,

Se fortalece con hechos,
con la ternura en tus manos,
con gestos que nos ideamos,
para reinventar confesos,
el amor que nos deseamos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.