Muérdeme…

Muérdeme los labios lentamente,

márcame mis labios con tus perlas blancas,

y tatúa tu nombre en mi ser,

 

Bajo tu mirada, subyugado,

sella con un beso el pacto,

entre los dos acordado,

de amarnos,

 

 

Sin frenos ni límites,

solo nuestro amor inmenso,

entre los dos.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.