No te quiero recatada

Quiero verte mala,

y muerdas mis labios,

eternidad de la noche,

 

Te quiero pervertida,

por el deseo que sentimos,

al amar,

 

Te quiero en el manantial de besos,

en el que nos sumergimos al amarnos,

y así llegar al extasis de nuestros cuerpos,

 

En nuestras mieles sumergidos,

nos encadene un beso eterno,

entre tu lengua y la mía,

 

amándonos con locura,

recorriendo tu silueta,

delineando tu vientr,

con mis besos,

 

hundirme en tus sentidos,

en el vaivén de nuestros cuerpos,

mezclándolos con los mios.