Perdi Mi Norte…

perdí mi norte una tarde de abril,

cuando mis ojos no eran más que un mar de llanto,

donde mis latidos pertenecían a ti,

y mi sangre recorría tus venas,

 

Perdí mi norte con tus ojos miel mirando,

y mis labios deseando terminara,

en un beso, sellando el final,

el final, de un camino con púas,

que se alojaban en mi corazón,

 

Perdí mi norte, por no imaginar,

otra cosa que no fuese,

una vida contigo,

 

Perdí mi norte, por dejar sangrando,

una herida que sé, no sanará jamás,

perdí mi norte, por vivir por ti.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.