¿Recuerdas?

Rompimos las promsas, amor,
“te amaré por siempre”, lo guardamos,
resquebrajamos nuestros corazones,
arañamos un sentimiento,
y empezó a sangrar un corazón,

¿Recuerdas?
“Sólo tengo ojos para ti”,
se quedó vacío,
sólo hay llanto en la almohada,
sangre derramada,
de un corazón noble que está muriendo,

De un sentimiento eterno,
que sólo duró unos años,
de una mirada firme,
que se desvaneció en el tiempo,

Rompimos más que unas promesas,
quebramos más que un amor,
se nos desvanece la mirada,
se duerme un corazón enamorado,
derramando un mar de amor,
por las pupilas,

Pupilas de sal y miel,
Miel que brota sin fin,
sal que se esparce sin parar,
mar de llanto dulce que se funde,
amor sin fin que se va durmiento,

Apagarás las velitas sin mi,
recordaremos una historia maravillosa,
alejados, girando cada uno en su eje,
viviendo cada quién sin “nosotros”,
tú estarás caminando tus pasos,
estaré extrañando que guíes los míos,
…y así poco a poco se duerme nuestra historia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.