Ya no estás

Un día todo acaba,
y el mundo se viene abajo,
sin poder tomar tus manos,
y caer contigo, a tu lado,

 

Un día tu voz se apaga,
ya no la escucho en mis oídos,
ya no estás en mis sentidos,
ya no estarás más, cerca de mi,

 

Un día dejo de sentirte cerca,
y aún así quiero tu calor,
que encienda mi amor,
y avive el fuego en mi alma,

 

Todavía estás en mi mente,
vas rondando mis pensamientos,
como si hubiese posibilidad,
de volver al principio,
cuando eramos felices y enamorados,

 

Cuando eramos un solo ser,
flotando en nubes de amor,
entre ternura y pasión,
de nuestro sentimiento,

 

Un día tus pupilas no veo brillar,
no iluminan mi alma de amor,
no irradian el calor de tu pasión,
no están y eso duele.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.